Deudos

Eduardo Lalo

Nota

Desde hace años trabajo en un proyecto artístico titulado Deudos. El término es intencionalmente polisémico. Por un lado, participa de la definición corriente de heredero luctuoso y, por otro, en el Puerto Rico del siglo XXI, los “deudos” son los hijos de una deuda monumental, oculta e impagable. Deudos, los afectados por la estrechez económica y el colapso de la colonialidad del país, es un nuevo gentilicio para los puertorriqueños.

De la serie fotográfica aun sin terminar contenida parcialmente en esta muestra hecha para Categoría 5, hubo dos versiones anteriores. La primera se expuso en la Biblioteca Benson de la Universidad de Texas en Austin, Estados Unidos, y la segunda en la galería de arte del Saint John College de la Universidad de Oxford en Inglaterra. Las 18 fotografías que se presentan ahora son expuestas por primera vez y pasan a formar parte del cuerpo de imágenes que constituye el proyecto abierto de Deudos.

Además de las fotografías, esta muestra incluye esta nota introductoria y dos poemas compuestos en partes. El primero se forma de la sucesión de títulos de las fotografías y explora sus posibilidades combinatorias. El segundo se construye de manera más tradicional.

La combinación de texto e imagen no es novedad en mi trabajo y varios de mis libros han apostado por esta fusión. En esta ocasión, sin embargo, añado por primera vez una dimensión sónica. Acompañan a las fotografías y textos de este proyecto siete improvisaciones en guitarra clásica, que añaden un tercer canal de expresión a esta propuesta artística. Lo fotográfico, lo textual y lo sonoro proveen lo que podría llamar una densidad de época: una trama de efectos causados por la reciente historia puertorriqueña en la mente y el cuerpo de uno de sus testigos.

El aprendizaje y la práctica de un nuevo arte, pasada cierta edad, tiene algo de descarada demencia. El acercamiento a la música me obligó a paladear nuevamente las miserias y esperanzas de cualquier educación artística. Fue y continúa siendo una cotidiana y dramática lección de modestia. Por esto mismo, estos rigores han añadido fuerza e intención a esta etapa de mi vida.

La inestabilidad de la reciente historia del país ha impedido la continuidad en una relación de aprendizaje. Por eso agradezco profundamente la generosidad, la pasión y la paciencia de los maestros José Antonio López, Juan Sorroche y Kelvin Adames. Además, quisiera destacar el verdadero regalo que constituyó para mí las lecciones y la amistad del guitarrista y compositor Hermelindo Ruiz Mestre. Sin su apoyo y dirección este proyecto no existiría.

Hace algo más de cuatro años, viví unos meses en Austin. Los sábados, un profesor puertorriqueño de filosofía pasaba a buscarme a mi pequeño apartamento hacia el mediodía, y desde entonces y hasta la madrugada, recorríamos bares y teatros escuchando tres o cuatro conciertos de blues y jazz. A Gregory Pappas, al querido Goyo, tendré que agradecer siempre esta aventura con la guitarra. A él dedico estas improvisaciones que acaso comenzaron a su lado en las tardes y noches de Austin.

Eduardo Lalo

Guaynabo, Puerto Rico

febrero de 2021

Fotos

Imágenes de la colonia expósita

1

 

El dinosaurio

frente a la iglesia evangélica en ruinas

El edificio de Río Piedras y la fachada

con el sofá en la calle

El comedor en la acera

y el cerdo y el gato frente a la casa

de urbanización

El balcón que dice no

y el cuidado que hay que tener

con el escalón

de la calle sin nadie de la justicia

para todes

El no pase   propiedad del idilio colonial

con culos en cuerpos mutilados y vacíos

en la ventana al mar

de la isla de nuestra pasión

del Verano del 19

cuando caminó el hombre bandera

2

 

El sofá

y el cuidado que hay que tener

con el dinosaurio en la calle sin nadie

con culos de cerdo y de gato

y la justicia mutilada y vacía para todes

El Verano del 19 de nuestra pasión

en el edificio en ruinas de Río Piedras

evangélica iglesia con sofá en la calle

y comedor en la acera

con casa de urbanización

y ventana al mar vacío

cuando camino al balcón el hombre bandera

escuchó a la propiedad colonial decir

no pasen cuerpos de idilio

3

 

El edificio

de Río Piedras con la acera en el comedor

y el cerdo y el gato y el dinosaurio en ruinas

Fachada de isla pasión

Sin nadie en las calles hay culos vacíos

con cuerpos de idilio

propiedad 19 del hombre del Verano

Sofá colonial de todes

mar de balcón

casa evangélica

bandera mutilada con no

cuidado con el escalón

4

 

La calle

en la fachada

y nuestra iglesia casa

al hombre ruina con la isla escalón

con pasión colonial

en el culo del balcón

En la acera el dinosaurio

frente a gatos para a todes

y en la calle sin nadie el cerdo

no pasa de la urbanización

El comedor de cuerpos   el hombre evangélico

mutila el idilio del 19

con un Verano vacío

Sofá de Piedras

de la colonial isla Río

5

 

No se pueden transportar indefinidamente

los cadáveres de los padres de la colonia

La vida llama y determina

otras direcciones

No se pueden transportar indefinidamente

los cadáveres de los padres de la colonia

Sus mentiras han dejado de ser veneradas

La propaganda ya no sale en los noticieros

Las palabras deformadas   sin embargo

permanecen a la vista de todos

No se pueden transportar indefinidamente

los cadáveres de los padres de la colonia

Una generación devastó a la siguiente

y esta lo hizo con la que siguió

Los historiadores fueron cuadros del partido

sus cuentos sonaban a cuentos

No se pueden transportar indefinidamente

los cadáveres de los padres de la colonia

El exilio comienza para millares

en el aeropuerto que lleva su nombre

En las plazas hay estatuas que exageran su tamaño

Las avenidas han sido manchadas con su nombre

No se pueden transportar indefinidamente

los cadáveres de los padres de la colonia

Hay un dinosaurio

frente a la iglesia evangélica en ruinas

6

 

La tierra de Borinquen

donde han dado la señal

es un jardín florido

¡Despierta de ese sueño

de mágico primor

que es hora de luchar!

Un cielo siempre nítido

ese llamar patriótico

le sirve de dosel

¿No arde tu corazón?

Los arrullos plácidos

nos serán simpáticos

con las olas a tus pies

y el ruido del cañón

Cuando a sus playas llegó Colón

nosotros quisimos la libertad

exclamó lleno de admiración ¡Oh!

nuestro machete nos la dará

Esta es la linda tierra

vámonos borinqueño   vámonos ya

que yo busco ansiosa

a Borinquen la hija

ansiosa de libertad

la hija del mar y el sol

¡La libertad, la libertad!

Siete improvisaciones en guitarra clásica

El paisaje existe por nosotros

“En realidad, el imperialismo es una broma de la ignorancia”

Clemente Soto Vélez, Escalio

Uno

 

Antes estuvo la mirada abierta

sobre las cosas del caos

Con ellos llegaron los principios indeterminados y vagos

con sus escritos torpes   las

oficializadas desventajas

y la ingrata negociación con su historia

Se impusieron

con golpes   usurpaciones

palabras incomprensibles

Nos inventaron para inventarse

para que naciéramos y muriéramos perpetuamente

en su sombra

para que muerte más muerte

fuera un sistema de mentiras

Nuestras oraciones comenzaron

luego del punto ortográfico

en el lugar en que nos ubicaron

en la ciudad de los finales repetidos e idénticos

 

Dos

 

El Caribe órbico es este día

mantenido peso a peso

La indolencia es una estrategia del sol

una intervención de superviviente

una performance de falsa mansedumbre

El Caribe órbico es esto

desto   ça   this

la Duda Dudísima de Occidente

la Historia ilegible sin sarcasmo

la rancia manada de mayúsculas manidas

la cursilería del verbo de las estatuas

el pico de oro de los nombres de los parques

la desmemoriada

desmedida

demencia

del hoy sin mañana

el insondable silencio que provoca nuestro nombre

 

Tres

 

Cada generación tiene ante sí la pregunta:

¿la memoria será una herencia?

Los errores fueron interminables

pero las vidas acaban

y su término no negó la sabiduría

en los territorios del mar conquistado

Conocimos las profundidades

aunque los poderosos no lo conciban

Con silencio dibujamos

El paisaje existe por nosotros

Leave a Reply